El-Plan-de-la-Dieta-MentalCuando de perder peso se trata, existen cientos de ofertas de en el mercado, y aunque no he probado toda dieta promocionada, considero que debo estar entre los primeros lugares de mujeres que ha probado más métodos para rebajar de este siglo. Es por eso que quiero compartir parte de mi historia y alentarte a no perder la fe -lo que buscas lograr está más cerca de lo que crees. Debes saber que si buscas perder libras demás y que esos resultados sean verdaderamente duraderos, entonces este artículo sobre dieta es para ti.

Un poco de mi historia y las dietas

Me llamo Susan y tengo cuarenta y dos años. Me ganaba la vida como modelo, así que puedes imaginarte lo que eso significa. Sí, solía codearme con gente con que la mayoría solo sueña, visitar lugares exóticos y “ver” los más ricos manjares que te puedas imaginar. Pienso que toda mujer sueña con ese momento de gloria, y créeme que yo viví el mío a plenitud. Sin embargo, nada en la vida es para siempre, con la edad las cosas cambian y para nadie es un secreto que la edad para una modelo lo es todo. No es que me queje, muy por el contrario estoy muy agradecida de la vida; donde se cerraron puertas, pude ver muchas otras abiertas, y no cambiaría lo feliz que soy ahora con mi familia y amigos. Después de todo, la felicidad es un estado mental como lo es en gran medida el poder adelgazar saludablemente.

En busca de la dieta perfecta

Mi búsqueda de dietas comenzó a los 40 años. Leí docenas de libros, escuche conferencias, me suscribí en cada página web que encontraba que parecía legítima, después de hacer una búsqueda online de opiniones que indicaran que tal o cual producto o dieta surtía efecto y te ayudaba a bajar de peso. Probé diferentes tipos de pastillas para adelgazar que prometían reducir grasa localizada, pero las mismas resultaron ser un fiasco. Estaba atravesando por el famoso efecto yo-yo. En realidad, diría que esos productos fueron todo un engaño, a no ser por el hecho de que sí perdía algo de peso, pero solo cuando las usaba en combinación con una dieta mata hambre y un agotador programa de ejercicios -los cuales tienen su parte buena. El asunto es que luego de abandonar la dieta, pastillas y demás por poco tiempo, los paupérrimos resultados parecían desaparecer en un par de días.

Después de gastar una fortuna en dietas y productos, me di cuenta de que estaba actuando en contra de la naturaleza porque estaba utilizando cosas antinaturales para lograr artificialmente mejorar mi peso y tratar de evitar subsecuentes efectos dañinos que tiene el sobrepeso para el organismo. Todavía albergaba la esperanza de encontrar una dieta que sirviera de verdad, y tenía la sensación de que algo faltaba, que algo no andaba bien con las dietas que normalmente utilizan miles de personas sin resultados duraderos y sobre todo saludables. En ese momento de mi vida fue cuando mi mejor amiga me hablo del Plan De La Dieta Mental.

El Plan De Dieta Mental y La metamorfosis

Cuando finalmente entendí de qué se trataba el Plan De La Dieta Mental, supe que había encontrado algo que cambiaría mi vida para siempre. Este plan me ofrecía no solo perder peso, sino hacerlo de una manera saludable y deliciosa, y hoy en día, después de solo dos años, puedo dar testimonio de cómo mi cuerpo ha cambiado, y de como mi salud en general ha mejorado. Lo mejor de todo es que no tuve que hacer ningún cambio repentino; y a pesar de esto, al día de hoy los cambios continúan, mi abdomen está plano, y todo mediante un proceso natural y mental.

Date la oportunidad de tu vida y cuando lo consigas pasa la voz y déjale saber a otros de gran oportunidad de un cambio real y saludable.

 

El Plan de la Dieta Mental: Un Cambio Simple y de Resultados Duraderos
Etiquetado en:    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: